Ir al contenido principal

LA CARTA QUE “EL PAÍS” NO PUBLICÓ Escrito por Hernán Patiño Mayer



Lastima que estas no se den en la virtud sino en el vicio. El vicio, la adiccion de El Pais, es la mentira.Y a ella se dedica con marcada impudicia, especialmente en su pagina de opinion.
El País, mantiene a lo largo de los años una coherencia y constancia que no suelen ser frecuente
 

LA CARTA QUE “EL PAÍS” NO PUBLICÓ

LAS MENTIRAS DE “EL PAÍS”

Por Hernán Patiño Mayer*
Señor Director
Comienzo por un reconocimiento.
El País, mantiene a lo largo de los años una coherencia y constancia que no suelen ser frecuentes. Lástima que éstas no se den en la virtud sino en el vicio. El vicio, la adicción de El País, es la mentira. Y a ella se dedica con marcada impudicia, especialmente en su página de opinión.
Con una frecuencia, digna de mejor causa y de ser materia de la psicología social, tiene como destinatario al gobierno argentino. Veamos la edición del último Domingo. En ella se publica un breve editorial, de solo ocho líneas, bajo el título “La confusión de Cristina” en el cual se miente –batiendo records- en dos oportunidades. Dice El País: “Habría que explicarle a Cristina Kirchner por qué condenaron en España al juez Baltasar Garzón. Al parecer, la presidenta cree que lo sancionaron por indagar los crímenes del franquismo”.
Hace referencia el mendaz redactor al reconocimiento que la presidenta argentina hizo al juez español la semana anterior, en ocasión de inaugurar en el Congreso Nacional su período ordinario de sesiones. Miente El País al sostener que la presidenta argentina cree que lo “sancionaron por indagar los crímenes del franquismo”.
Dijo entonces Cristina Kirchner: “…la verdad que su juzgamiento por haber intentado develar la tragedia del franquismo, los asesinatos y desapariciones del franquismo, la verdad es que es una afrenta no para usted sino para la justicia universal…” (La Nación. Edición digital 2-03-12). No habla la presidenta de ninguna condena o sanción, sino de “juzgamiento” y Garzón aunque finalmente absuelto, fue vergonzosamente juzgado. Al proceso lo califica la presidenta como una afrenta “para la justicia universal” y también, repudia la impunidad que reina en el Reino con relación a los crímenes atroces cometidos por el franquismo.
Impunidad que no casualmente es la que siempre apoyó El País, para el terrorismo de estado en el Uruguay. Que Garzón haya sido suspendido en sus funciones jurisdiccionales, por otra causa, en modo alguno invalida el homenaje presidencial y su repudio a la amnistía de crímenes de lesa humanidad.
Pero en ocho líneas se puede mentir más y como un adicto compulsivo El País vuelve a hacerlo.
Dice, para cerrar la burla a la buena fe de sus lectores: “…flanqueado como estuvo (Garzón) en el Congreso argentino por las Abuelas de Plaza de Mayo que, como se sabe, están investigadas por corrupción”.
Coherente con su histórica claudicación en defensa de las libertades públicas, especialmente en tiempos de la dictadura cívico-militar (ver su editorial del 6-03-2005), El País agravia a una de las instituciones mundialmente más prestigiosas y reconocidas en la lucha por la defensa de los Derechos Humanos.
Abuelas de Plaza de Mayo, bajo el liderazgo incuestionable de Estela de Carlotto, ha recuperado 105 nietos de las manos de sus apropiadores –entre aquellos varios uruguayos- poniendo en evidencia una de las prácticas más perversas del terrorismo de estado y la existencia indubitable del Plan Cóndor.
Miente El País, cuando dice que las Abuelas “están investigadas por corrupción”, miente y agravia con la gratuidad ofensiva que gusta practicar, a la inmensa mayoría de los argentinos y a los millones de hombres y mujeres de buena voluntad que tienen a las Abuelas como un ejemplo venerable de la lucha y el compromiso con la dignidad del ser humano.
Desafío públicamente a las autoridades del diario, a refutar con pruebas las afirmaciones que con mi firma le hago llegar.
Repudio con la mayor energía, su mentirosa y agraviante intencionalidad descalificadora y exijo como víctima de la misma, en mi sola condición de ciudadano argentino, la íntegra e inmediata publicación de la presente.
*Ex embajador en la OEA y Uruguay



Sitio optimizado para ser visto con Mozilla Firefox

Comentarios

Entradas populares de este blog

COLOMBIA,LA APUESTA DE LOS BARBAROS

COLOMBIA LA APUESTA DE LOS BARBAROS Por Jorge Luis Ubertalli Desde los “Pájaros” del Valle y Caldás, los “Aplanchadores” de Antioquia, los “Penca Ancha” de las sabanas de Sucre y la “Policía Chulavita” de Boyacá, engendrados en los años 50 del pasado siglo, los paramilitares colombianos, fuerza de choque de la reacción, apadrinados por los EE.UU. y aunados a las fuerzas represivas oficiales y a los grandes terratenientes devenidos en narcotraficantes, a las multinacionales petroleras y otros emprendimientos capitalistas legales o ilegales, se constituyeron en azote del pueblo. Hoy, guardias blancas como las “Aguilas Negras” y otros grupos, discípulos a su vez de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), conformadas a mediados del 90 por bandas paramilitares de los 32 departamentos de Colombia, recrean sus masacres y amenazas frente a la actualidad de paz y lucha política, forma principal de la lucha de clases, que se instala en el país. El proceso de pacificación de Colom…

Militantes del Peronismo Revolucionario uno por uno. por Roberto Baschetti,

militantes del peronismo revolucionario uno por uno SINIGAGLIA, Roberto Juan Carmelo.
Roberto era hijo de un ex cónsul italiano, oficial retirado del ejército de su país y fascista asumido públicamente. Inclusive de jovencito a él, no le disgustaba dicha mirada político-social del mundo y se apasionaba con su lectura preferida, los aforismos de Nietzsche. Pero en la vida todo cambia. En 1955, Roberto hizo el servicio militar obligatorio y un año más tarde dio su apoyo a la sublevación fallida del General Juan José Valle, lo que le valió un tiempo de persecución y cárcel. Y en ese momento de encarcelamiento, conoció a un militante peronista de fuste: César Marcos (ver su registro) que le hizo comprender las cosas, proporcionándole una lectura de la realidad, vista de una manera diferente a la que acostumbraba hasta entonces. Su amigo y compañero de militancia gremial, el Dr. Eduardo Luis Duhalde, da su semblante: “Roberto, por su parte, era un bohemio capaz de ver amanecer en una mesa d…

El HONOR ACRIBILLADO

Atilio López: El honor acribillado
Por Juan Carlos Giuliani. Secretario de Comunicación y Difusión de la CTA

El 16 de septiembre de 1974 el dirigente sindical y ex vicegobernador de Córdoba, Atilio López, era cobardemente asesinado por los sicarios de la Triple A. Lo acribillaron con 132 disparos incrustrados en el cuerpo de un hombre digno y honorable, condenado por su lucha consecuente a favor de la causa nacional y popular. Tanta furia criminal sólo se explica en la necesidad de instalar el terror como política de subordinación a la estrategia de los grupos de poder que aguardaban agazapados el momento oportuno para terminar con el gobierno títere de Isabel y López Rega. El asesinato se produjo el día en el que se recordaba el decimonoveno aniversario de la llamada "Revolución Libertadora", que derrocó a Perón y dio inicio a 18 años de proscripción del peronismo.

El "Negro" Atilio ganó la consideración de los trabajadores cuando, actuando en el peronismo d…