Ir al contenido principal

Menéndez en El Avispero



Columna en Radio Nacional del Lunes 13-08-2012
Menéndez en El Avispero
Luis Rodeiro*
La semana pasada el tema de la ética periodística estuvo en el debate público. Quisiera aportar a ese debate, con una mirada local. Me causó risa que La Voz del Interior, con nota de tapa, hiciera referencia a que los canales de televisión del Grupo Clarín, al que pertenece, reducen su “rating” cuando la Presidenta hace uso de la Cadena Nacional. El grado de odio y resentimiento puede llegar, como en este caso, al ridículo. El discurso de la Presidente por Cadena Oficial–salvo en una mentalidad enfermiza- puede ser considerado un programa que luche por el rating, que compita con el show de Tinelli o de Lanata. Se trata de una necesaria información al pueblo, que precisamente, la Cadena del miedo, de la desesperanza y del encubrimiento, por lo general no trasmite o tergiversa. Baja el rating, dice La Voz y la pregunta es obvia: ¿Cómo hacen para enterarse los argentinos, que casi seis de cada 10 votaron por ella?
También me causó risa la nota editorial de la sección Negocios (que antes se llamaba Economía y que debo reconocer el cambio como un acto de sinceridad periodística, más próxima a lo que hacen. Roxana Acotto, en el último abuso de posición dominante del diario del Grupo Clarín, no dice una palabra sobre los anuncios de la Presidente y dedica su nota a comentarios “al margen” como titula, digna de una señora que cree –como ridiculizan los personajes de Max Deluppi, que todo, todo, es culpa de la yegua. Una nota posible dentro de una sección frívola, pero increíble como artículo editorial del suplemento de negocios.
Nuestras oligarquías y sus allegados, siempre fueron afectas a descalificar a los líderes de apoyo popular. Theotonio Dos Santos, un reconocido intelectual brasileño que esbozó –junto a otros pensadores- la teoría de la dependencia en los años sesenta destaca esta característica. Fidel habla demasiado, dice. Hugo Chávez apela a la jocosidad, al baile, etc. Correa es más moderado pero también es muy emocional. Lula juega con su pasado popular y se vuelve burlesco. Evo Morales usa trajes indígenas que desentonan en las recepciones formales. Mujica, además de usar zapatos empolvados, se hace pasar por hacendado pobre. Cristina Kirchner trata de imitar los vestidos “exagerados” de Evita Perón.

Cuanto más liderazgo muestren –agrega- se les descubrirá este aire popular y
romántico que, según ellos, pertenece al mundo de la demagogia y no al
de los “jefes de Estado”. Los jefes de Estado usan trajes sobrios,
hablan moderadamente y no cumplen sus compromisos electorales, pues no son demagogos que hacen lo que el pueblo exige. A las oligarquías les duele así el mundo democrático, las victorias electorales de los “demagogos” y sus diálogos con las fuerzas populares organizadas, aún después de electos. Sagaz observación de Theotonio.
Pero si esto ha sido causa de hilaridad, no ha sido lo mismo lo que ví y escuché por Canal 10, un medio tan querible por el esfuerzo de una nueva generación periodística que le está cambiando la cara a los SRT. Me refiero a Taborda Varela, a Barraco, a Maldonado, a Marchini, a Sabattini, entre otros.
No es un programa que veo habitualmente. Lo vi el sábado pasado. Se llama El Avispero. Lo vi motivado por una publicidad que hacía referencia a un informe sobre guerrilleros argentinos de apellidos ilustres, creo que se decía, patricios. Un tema, en verdad, no muy original, casi recurrente que no hace a lo central del fenómeno guerrillero y que se presenta como una suerte de baldón, de contradicción con las luchas populares. Se traduce como ¿qué revolución popular podían plantear estos niños de papá?, negando y minimizando de esta manera la proyección popular del fenómeno.
Pero esto no es lo grave. El informe, con medias verdades, pero falaz en su concepción, parecía nutrirse de las versiones de los servicios, activos y mentirosos, que formaban parte de la política de exterminio.
Cito dos infamias, pero hubo más. Porque es una infamia colocar en el listado de guerrilleros argentinos, por ejemplo, a Lucio Garzón Maceda, ciertamente un hombre del campo popular, que luchó siempre no sólo contra la dictadura procesista, pero que en ningún momento formó parte de la opción guerrillera de la que además era muy crítico. Es el informe de los servicios de la dictadura, que usaban para exterminar. Son los decires de Menéndez. Incluso los datos de un supuesto exilio dorado en Francia, que también fue un agregado a posteriori de los servicios, para desprestigiar a quien, con Gustavo Roca, habían tenido la osadía de denunciar al régimen ante los organismos internacionales.
Del mismo modo fue falaz presentar a Ricardo Obregón Cano, ex gobernador de Córdoba, destituido por un oscuro coronel, como “jefe político”de Montoneros. Otro informe de los servicios. Otro Menéndez ilustrado. Ciertamente, Obregón tuvo un acuerdo estratégico con los sectores juveniles del peronismo revolucionario e incluso adhirió a la creación del Partido Auténtico, en esta misma línea, pero muy lejos de ejercer la jefatura política de la guerrilla.
No son los únicos casos de este informe falaz, que en verdad y con pena, ninguno de los integrantes de la mesa puso en cuestión en este aspecto, con la única excepción de Amadeo Sabattini, que al menos planteó sus reparos.
Lamentable. Avispas que se nutren de los archivos policiales y/o militares, a esta altura de los tiempos. Y mucho dolor, que se produzca en el canal universitario, que hace tantos esfuerzos por presentar una opción a la mentira, a la desinformación, a la liviandad y a la falacia.
*Periodista

Comentarios

Entradas populares de este blog

COLOMBIA,LA APUESTA DE LOS BARBAROS

COLOMBIA LA APUESTA DE LOS BARBAROS Por Jorge Luis Ubertalli Desde los “Pájaros” del Valle y Caldás, los “Aplanchadores” de Antioquia, los “Penca Ancha” de las sabanas de Sucre y la “Policía Chulavita” de Boyacá, engendrados en los años 50 del pasado siglo, los paramilitares colombianos, fuerza de choque de la reacción, apadrinados por los EE.UU. y aunados a las fuerzas represivas oficiales y a los grandes terratenientes devenidos en narcotraficantes, a las multinacionales petroleras y otros emprendimientos capitalistas legales o ilegales, se constituyeron en azote del pueblo. Hoy, guardias blancas como las “Aguilas Negras” y otros grupos, discípulos a su vez de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), conformadas a mediados del 90 por bandas paramilitares de los 32 departamentos de Colombia, recrean sus masacres y amenazas frente a la actualidad de paz y lucha política, forma principal de la lucha de clases, que se instala en el país. El proceso de pacificación de Colom…

Militantes del Peronismo Revolucionario uno por uno. por Roberto Baschetti,

militantes del peronismo revolucionario uno por uno SINIGAGLIA, Roberto Juan Carmelo.
Roberto era hijo de un ex cónsul italiano, oficial retirado del ejército de su país y fascista asumido públicamente. Inclusive de jovencito a él, no le disgustaba dicha mirada político-social del mundo y se apasionaba con su lectura preferida, los aforismos de Nietzsche. Pero en la vida todo cambia. En 1955, Roberto hizo el servicio militar obligatorio y un año más tarde dio su apoyo a la sublevación fallida del General Juan José Valle, lo que le valió un tiempo de persecución y cárcel. Y en ese momento de encarcelamiento, conoció a un militante peronista de fuste: César Marcos (ver su registro) que le hizo comprender las cosas, proporcionándole una lectura de la realidad, vista de una manera diferente a la que acostumbraba hasta entonces. Su amigo y compañero de militancia gremial, el Dr. Eduardo Luis Duhalde, da su semblante: “Roberto, por su parte, era un bohemio capaz de ver amanecer en una mesa d…

El HONOR ACRIBILLADO

Atilio López: El honor acribillado
Por Juan Carlos Giuliani. Secretario de Comunicación y Difusión de la CTA

El 16 de septiembre de 1974 el dirigente sindical y ex vicegobernador de Córdoba, Atilio López, era cobardemente asesinado por los sicarios de la Triple A. Lo acribillaron con 132 disparos incrustrados en el cuerpo de un hombre digno y honorable, condenado por su lucha consecuente a favor de la causa nacional y popular. Tanta furia criminal sólo se explica en la necesidad de instalar el terror como política de subordinación a la estrategia de los grupos de poder que aguardaban agazapados el momento oportuno para terminar con el gobierno títere de Isabel y López Rega. El asesinato se produjo el día en el que se recordaba el decimonoveno aniversario de la llamada "Revolución Libertadora", que derrocó a Perón y dio inicio a 18 años de proscripción del peronismo.

El "Negro" Atilio ganó la consideración de los trabajadores cuando, actuando en el peronismo d…