Ir al contenido principal

El Che y la Venezuela Bolivariana


 
Jorge Luis Ubertalli
El socialismo venezolano, que resultará vencedor en las elecciones del 7 de octubre a través de la figura del Presidente Hugo Chávez Frias, conjuga al marxismo, el cristianismo revolucionario y el nacionalismo revolucionario, anatemizados hasta el hartazgo por el imperialismo a través de, entre otros mamotretos, los Documentos de Santa Fé I, II y IV.
Basado en la Planificación y Centralización estatales, como elementos ordenadores de la economía socialista; conjugando la propiedad estatal, cooperativa y privada; pivoteando en la descentralización táctica, llevada a cabo a través de Comunas integrales de participación popular; en el Armamento Popular, estructurado en las Fuerzas Armadas Regulares y Milicias Populares, y con los recursos hidrocarburíferos destinados a inversiones en relación con la reproducción ampliada del capital y con el aumento del consumo (renta) popular, el Socialismo bolivariano, más conocido ( o no tanto) como socialismo del Siglo XXI, descansa fundamentalmente, según algunos de sus voceros, en la Economía de Valores.
¿Qué es la economía de valores?. Aquella signada por la existencia de mercancías (valores de uso para otros, intercambiables) cuya producción y circulación planificada evita distorsiones entre valores y precios (expresión monetaria de aquellos). En otros términos, la Economía de Valores pivotea sobre el intercambio de mercancías de acuerdo al tiempo de producción social medio necesario para producir las mismas, eliminando de esta manera fenómenos que, en el marco del capitalismo, se producen en la circulación mercantil, relacionados con el “mercado”: ley de oferta y demanda, competencia, interés, etc.
Los caminos del Che
En calidad de Ministro de Industrias y Presidente del Banco Nacional de Cuba, el Che, estudioso del marxismo en sus acepciones originales y derivadas, desarrolló algunos conceptos vinculados a la construcción el Socialismo en Cuba. Los estímulos morales en cuanto al trabajo y su producto; la convicción de que, a través de la educación, las relaciones de producción socialistas contribuirían a desarrollar en grado sumo las fuerzas productivas (cosa hasta ese momento negada por muchos, quienes ortodoxamente sostenían que determinado desarrollo de las fuerzas productivas eran condición sine qua non para la concreción de la Revolución socialista, y por lo tanto para la existencia de nuevas relaciones de producción); la negativa a considerar, en el Estado socialista, a las empresas estatales como mercancías y que estas se comportaran como entidades jurídicas independientes unas de otras y no como partes de la gran empresa que constituía el Estado obrero-campesino cubano; la conveniencia de erigir consolidados, vinculados a las industrias básicas que contuvieran en forma horizontal y vertical a todas aquellas otras que fuesen parte de la principal; la negativa a que el Banco Nacional (Central) de Cuba, independiente de la Junta Central de Planificación, concediera empréstitos a cada empresa en relación con el tiempo de rotación del capital (D-M(T/Mp)…P…M’-D’) en el marco de la reproducción ampliada del mismo, etc., fueron algunos de los puntos que el Che desarrolló, en forma polémica y el en marco de la hermandad revolucionaria, con otros exponentes del marxismo cubano e internacional.
Aquí, lo que brevemente nos ocupa, es lo referido a la Economía de Valores del socialismo bolivariano y su relación con el pensamiento del Che.
“Cuando todos los productos actúan de acuerdo con precios que tienen ciertas relaciones entre sí (por ser fieles expresiones del valor de aquellos), distinta a la relación de esos productos en el mercado capitalista, se va creando una nueva relación de precios que no tiene parangón con la mundial. ¿Cómo hacer para que los precios coincidan con el valor?. ¿Cómo manejar conscientemente el conocimiento de la ley del valor para lograr el equilibrio del fondo mercantil (la oferta) por una parte, y el reflejo fiel en los precios(demanda) por otra.?. Este es uno de los problemas mas serios planteados a la economía socialista” (Lo entre paréntesis/cursiva es del autor N.de R.). (Debate sobre la Gestión Económica- Sobre la Concepción del Valor”, Ernesto Che Guevara, El Socialismo y el Hombre Nuevo, 1986(sexta edición), Siglo XXI, página 266).
El Che sostenía que el Plan estatal, conocidos previamente los mecanismos de la Ley del Valor, permitía establecer un equilibrio entre recursos-necesidad, lo que eliminaba prácticamente al “mercado” y sus implicancias fetichistas, de dominación de unos (los que fijaban los precios) sobre otros ( que debían pagarlos por necesidad), culturales y otras, del sistema socialista.
La sujeción del precio (vinculado en el capitalismo con la circulación de las mercancías y con las ya citadas “leyes” del “mercado”) al valor (ligado a la producción de los valores de uso-cambio, relacionados con el tiempo medio social necesario para producirlos) se lograba, sostenía el Che, a través de la Planificación económica estatal, tan denostada por los marmotas que espejaron en su desierto mental, luego de la caida de la URSS y otros países, un esplendoroso capitalismo, hoy corroído por sus propias contradicciones, barbaries y absurdos, y acorralado por la lucha de los pueblos contra la opresión, explotación, saqueo y depredación universal.
Planificando lo que se habría de producir para satisfacer necesidades reales de todo el pueblo trabajador, desechando consumismos y gastos superfluos, abominables en un mundo donde la hambruna de millones contrasta con el último grito de las modas del hastío, se crearían las bases materiales y espirituales para el Hombre Nuevo, solidario, humano, creador de bellezas y virtudes.
Venezuela bolivariana, por el camino del Che, como Cuba, en el marco de la unidad del subcontinente y el Tercer Mundo todo y con la conducción del comandante Hugo Chávez Frias, seguirá el camino del Socialismo.
El 8 de octubre, Día del Guerrillero Heróico, Venezuela le rendirá al Che, con el triunfo eleccionario del socialismo bolivariano, un grandioso homenaje.

Comentarios

Entradas populares de este blog

COLOMBIA,LA APUESTA DE LOS BARBAROS

COLOMBIA LA APUESTA DE LOS BARBAROS Por Jorge Luis Ubertalli Desde los “Pájaros” del Valle y Caldás, los “Aplanchadores” de Antioquia, los “Penca Ancha” de las sabanas de Sucre y la “Policía Chulavita” de Boyacá, engendrados en los años 50 del pasado siglo, los paramilitares colombianos, fuerza de choque de la reacción, apadrinados por los EE.UU. y aunados a las fuerzas represivas oficiales y a los grandes terratenientes devenidos en narcotraficantes, a las multinacionales petroleras y otros emprendimientos capitalistas legales o ilegales, se constituyeron en azote del pueblo. Hoy, guardias blancas como las “Aguilas Negras” y otros grupos, discípulos a su vez de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), conformadas a mediados del 90 por bandas paramilitares de los 32 departamentos de Colombia, recrean sus masacres y amenazas frente a la actualidad de paz y lucha política, forma principal de la lucha de clases, que se instala en el país. El proceso de pacificación de Colom…

Militantes del Peronismo Revolucionario uno por uno. por Roberto Baschetti,

militantes del peronismo revolucionario uno por uno SINIGAGLIA, Roberto Juan Carmelo.
Roberto era hijo de un ex cónsul italiano, oficial retirado del ejército de su país y fascista asumido públicamente. Inclusive de jovencito a él, no le disgustaba dicha mirada político-social del mundo y se apasionaba con su lectura preferida, los aforismos de Nietzsche. Pero en la vida todo cambia. En 1955, Roberto hizo el servicio militar obligatorio y un año más tarde dio su apoyo a la sublevación fallida del General Juan José Valle, lo que le valió un tiempo de persecución y cárcel. Y en ese momento de encarcelamiento, conoció a un militante peronista de fuste: César Marcos (ver su registro) que le hizo comprender las cosas, proporcionándole una lectura de la realidad, vista de una manera diferente a la que acostumbraba hasta entonces. Su amigo y compañero de militancia gremial, el Dr. Eduardo Luis Duhalde, da su semblante: “Roberto, por su parte, era un bohemio capaz de ver amanecer en una mesa d…

El HONOR ACRIBILLADO

Atilio López: El honor acribillado
Por Juan Carlos Giuliani. Secretario de Comunicación y Difusión de la CTA

El 16 de septiembre de 1974 el dirigente sindical y ex vicegobernador de Córdoba, Atilio López, era cobardemente asesinado por los sicarios de la Triple A. Lo acribillaron con 132 disparos incrustrados en el cuerpo de un hombre digno y honorable, condenado por su lucha consecuente a favor de la causa nacional y popular. Tanta furia criminal sólo se explica en la necesidad de instalar el terror como política de subordinación a la estrategia de los grupos de poder que aguardaban agazapados el momento oportuno para terminar con el gobierno títere de Isabel y López Rega. El asesinato se produjo el día en el que se recordaba el decimonoveno aniversario de la llamada "Revolución Libertadora", que derrocó a Perón y dio inicio a 18 años de proscripción del peronismo.

El "Negro" Atilio ganó la consideración de los trabajadores cuando, actuando en el peronismo d…