Ir al contenido principal

CANDIDATO PRESIDENCIAL POR UNA ASAMBLEA CONSTITUYENTE



Proponemos a las organizaciones sociales y a todos los pueblos de Chile la candidatura de Gustavo Ruz Zañartu en las elecciones presidenciales de 2013

En su reciente Congreso Nacional, el Movimiento por la Asamblea Constituyente resolvió participar en las elecciones del año 2013, presentando una candidatura presidencial que contribuya a la movilización y unidad de las fuerzas sociales en torno a la exigencia de una Asamblea Constituyente que redacte una nueva Constitución Política del Estado.
Aunque la normativa vigente en materia electoral está plagada de trampas y restricciones, utilizaremos este escenario para reivindicar los derechos de soberanía popular y de autodeterminación de los pueblos de Chile que, en la práctica, han sido usurpados desde 1973 hasta nuestros días.
Uno de los principales redactores de la Constitución de 1980, el abogado Jaime Guzmán, confesó que, según ésta, “quienquiera que gobierne tendrá que hacerlo como lo haríamos nosotros”. En consecuencia, quien prometa solucionar los grandes problemas que aquejan a Chile sin cambiar esta Constitución, incurre en demagogia e irresponsabilidad, porque aún en el caso de obtener el 70% de los votos, la camisa de fuerza institucional le impedirá materializar los cambios esenciales que nuestro pueblo reclama. La actual institucionalidad sólo permite ajustes cosméticos en aspectos subalternos siempre que no impliquen reemplazar el carácter subsidiario del Estado, en virtud del cual se legitima el saqueo de las empresas extranjeras que se llevan nuestro cobre y demás recursos naturales, las colosales ganancias de la elite empresarial – en particular del capital financiero y especulativo –, la sobreexplotación del trabajo asalariado, la discriminación de los pueblos originarios, la depredación de la naturaleza y todo aquello que ha convertido a nuestro país en una neocolonia en que prevalece una escandalosa desigualdad e injusticia social.
Los poderes fácticos han pasado a controlar no sólo la economía, la base material y productiva del país sino que, además, intentan manipular la conciencia de las personas y producir un apagón cultural, mediante una férrea censura en los medios de comunicación para que los ciudadanos “de a pié” ignoren la magnitud de los abusos, de las injusticias, de la corrupción e inmoralidad que imperan en la sociedad y el Estado. De esa manera pretenden encubrir la catástrofe educacional -develada por las grandes movilizaciones estudiantiles de los años recientes-, ocultar el negociado en la salud, proteger la especulación gansteril que las AFP realizan con los ahorros previsionales de sus afiliados, reprimir las justas reivindicaciones de los pueblos originarios y criminalizar las protestas sociales.
No podemos permitir que las DOS COALICIONES que han cogobernado en los últimos 5 períodos presidenciales al amparo de la Constitución pinochetista continúen en la administración del Estado, porque ello implicará más abusos, más represión, más exclusión social, menos soberanía sobre nuestro patrimonio, menos patria, menos democracia, menos libertades y derechos para la gran mayoría de los chilenos.
Por estas razones, la bandera principal de esta candidatura será el cambio de la Constitución mediante una Asamblea Constituyente verdaderamente representativa de todos los pueblos de Chile. Para esto es necesario contar con una nueva fuerza política intransigentemente democrática y profundamente inserta en la base social, que luche, más allá de las elecciones presidenciales y parlamentarias, por la convocatoria a un plebiscito o consulta que resuelva la instalación de esta Asamblea Constituyente, y luego, para elegir los representantes del pueblo mandatados para redactar una nueva carta fundamental.
Somos contrarios al mesianismo que limita el rol de los ciudadanos a la emisión de un voto, relegándolos, posteriormente, a una condición pasiva, como simple clientela subordinada a la toma de las decisiones de las elites dominantes.
Nuestra candidatura será una escuela de participación ciudadana para que el pueblo asuma su rol como PODER CONSTITUYENTE ORIGINARIO, única fuente de legitimidad capaz de convocar a una Asamblea Constituyente, paso insoslayable para realizar una efectiva transición a la democracia y reemprender el camino de la emancipación nacional y social de los pueblos de Chile.
Consideramos que el candidato natural para cumplir esta tarea es el ciudadano Gustavo Ruz Zañartu, miembro fundador y Coordinador Nacional del Comité de Iniciativa por una Asamblea Constituyente, quien reúne las condiciones morales, intelectuales, políticas y culturales para impulsar, en todo el territorio, el PROCESO CONSTITUYENTE, esto es, el empoderamiento de la ciudadanía desde las bases sociales, a fin de alterar favorablemente la correlación de fuerzas políticas y superar los obstáculos que bloquean la democratización del país y el pleno usufructo de nuestras enormes riquezas que hoy se dilapidan a manos de un puñado de empresas extranjeras que han secuestrado la economía nacional.
Gustavo Ruz Zañartu es un genuino representante de los movimientos sociales que ha demostrado coherencia entre lo que piensa, lo que dice y lo que hace. Desde su más temprana juventud fue amalgamando su militancia política con su liderazgo social como dirigente de los estudiantes de Ñuble, de la Universidad de Concepción y de la Universidad Técnica del Estado, en los años sesenta. Hemos sido testigos de su vasta cultura; de su honestidad; de su independencia de las cúpulas partidistas y de los poderes fácticos; de su talento para el trabajo en equipo desde las bases sociales; de su capacidad para escuchar y generar consensos; de su fortaleza para enfrentar dos períodos de clandestinidad en la lucha antidictatorial; de su conducta digna y altiva para resistir la cárcel, la tortura y el exilio; de su pasión y perseverancia para explicar con rigor y claridad aquellas grandes ideas y reivindicaciones que unen a nuestros pueblos, tales como la renacionalización del Cobre, la defensa de nuestros recursos hídricos, forestales, pesqueros y la defensa de la Madre Tierra. Ha sostenido una inquebrantable conducta de solidaridad con los pueblos originarios, de vital compromiso con los derechos humanos, de vertical denuncia de los abusos que cometen a diario las empresas monopólicas que controlan los servicios de salud, educación, luz, agua, gas, peajes en carreteras y que especulan con los fondos previsionales de millones de personas. Sabemos también de su permanente aporte a la unidad e integración latinoamericana, en particular al reencuentro de los pueblos chileno y boliviano; y de su fuerte respaldo a las movilizaciones estudiantiles, obreras, campesinas y de las asambleas ciudadanas en las diversas regiones del país.
No aceptaremos que la batalla electoral sirva de pretexto para inhibir o paralizar las luchas sociales. Por el contrario, la candidatura de Gustavo Ruz Zañartu emerge desde las entrañas de la lucha social y será, por lo tanto, un instrumento dinamizador de las demandas populares procurando que en cada calle, barrio o comuna y en cada agrupamiento cultural o social, la ciudadanía se prepare para intervenir en la convocatoria a una Asamblea Constituyente, en la que se abrirán las grandes alamedas hacia un Chile libre, soberano, fraterno y solidario, en que la participación ciudadana adquiera el rol de fuerza articuladora de la sociedad.
El gran protagonista y conductor de esta lucha será el pueblo unido y organizado como sujeto social dueño de su propio destino. Independientemente del resultado electoral, este será, con certeza, un triunfo histórico.

Por lo anteriormente expuesto, los abajo firmantes proponemos la candidatura presidencial de Gustavo Ruz Zañartu y llamamos a todas las personas interesadas a sumarse suscribiendo este documento.

(Enviar adhesiones a procesoconstituyente2013@gmail.com Esta dirección electrónica esta protegida contra spam bots. Necesita activar JavaScript para visualizarla )

Comentarios

Entradas populares de este blog

COLOMBIA,LA APUESTA DE LOS BARBAROS

COLOMBIA LA APUESTA DE LOS BARBAROS Por Jorge Luis Ubertalli Desde los “Pájaros” del Valle y Caldás, los “Aplanchadores” de Antioquia, los “Penca Ancha” de las sabanas de Sucre y la “Policía Chulavita” de Boyacá, engendrados en los años 50 del pasado siglo, los paramilitares colombianos, fuerza de choque de la reacción, apadrinados por los EE.UU. y aunados a las fuerzas represivas oficiales y a los grandes terratenientes devenidos en narcotraficantes, a las multinacionales petroleras y otros emprendimientos capitalistas legales o ilegales, se constituyeron en azote del pueblo. Hoy, guardias blancas como las “Aguilas Negras” y otros grupos, discípulos a su vez de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), conformadas a mediados del 90 por bandas paramilitares de los 32 departamentos de Colombia, recrean sus masacres y amenazas frente a la actualidad de paz y lucha política, forma principal de la lucha de clases, que se instala en el país. El proceso de pacificación de Colom…

1955, EL COMIENZO DE LA DESTRUCCIÓN NACIONAL

16 DE SEPTIEMBRE DE 1955, EL COMIENZO DE LA DESTRUCCIÓN NACIONAL
“No dejen que Argentina se convierta en potencia. 

Arrastrará tras ella a toda América Latina”

Winston Churchill 
Yalta 1945.

"La caída del tirano Perón en Argentina es la mejor reparación al orgullo del Imperio y tiene para mí tanta importancia como la victoria de la segunda guerra mundial, y las fuerzas del Imperio Inglés no le darán tregua, cuartel ni descanso en vida, ni tampoco después de muerto.

Winston Churchill
Discurso en la Cámara de los Comunes 1955.
¨...la Argentina había demostrado ante el mundo su asombrosa capacidad con alto grado de desarrollo industrial y avanzada tecnología, exhibida tan solo con la construcción de un avión a reacción - el “Pulqui”- convirtiéndose así en líder del Tercer Mundo.

Esto hacia que Argentina, con diez años más de gobierno PERONISTA se convertiría en el líder industrial de Iberoamerica, por ese motivo era necesario su derrocamiento.


Si Argentina mantuvo aun así,su alto nivel de ind…

Militantes del Peronismo Revolucionario uno por uno. por Roberto Baschetti,

militantes del peronismo revolucionario uno por uno SINIGAGLIA, Roberto Juan Carmelo.
Roberto era hijo de un ex cónsul italiano, oficial retirado del ejército de su país y fascista asumido públicamente. Inclusive de jovencito a él, no le disgustaba dicha mirada político-social del mundo y se apasionaba con su lectura preferida, los aforismos de Nietzsche. Pero en la vida todo cambia. En 1955, Roberto hizo el servicio militar obligatorio y un año más tarde dio su apoyo a la sublevación fallida del General Juan José Valle, lo que le valió un tiempo de persecución y cárcel. Y en ese momento de encarcelamiento, conoció a un militante peronista de fuste: César Marcos (ver su registro) que le hizo comprender las cosas, proporcionándole una lectura de la realidad, vista de una manera diferente a la que acostumbraba hasta entonces. Su amigo y compañero de militancia gremial, el Dr. Eduardo Luis Duhalde, da su semblante: “Roberto, por su parte, era un bohemio capaz de ver amanecer en una mesa d…