Ir al contenido principal

UNA PATRIA, UN DESTINO, UN CAMINO Un artículo de Jorge Rachid




UNA PATRIA, UN DESTINO, UN CAMINO
Un artículo de Jorge Rachid
 
Si los argentinos, que hemos elegido en forma unánime la democracia como pacto social, participativo y movilizador, entendiendo que el poder emana solamente de la voluntad del pueblo, a través de la expresión masiva, contundente y obligatoria expresada en el voto popular, resulta contradictorio el proceso denigratorio, de ejercicio oposicionista y las propuestas destituyentes, que se enarbolan bajo conceptos como: “dictadura democrática”, “autoritarismo”. “maltrato y crispación”, como forma de ejercicio político permanente, de los líderes de la oposición, destinado a legalizar sus escasas estaturas políticas, impotentes ante la expresión popular.
Es muy difícil pensar en un retroceso a políticas neoliberales en nuestro país en el marco democrático, ya que la inmensa mayoría del pueblo ha expresado en las urnas, en reiteradas oportunidades desde el 2003, con votos oficialistas o de oposición, pero con propuestas de mas estado, mas política, mas compromiso social, mas UNASUR y CELAC, mas soberanía y decisión nacional en los marcos internacionales, mas defensa del trabajo argentino y de las leyes laborales, mas confrontación con los organismos financieros internacionales y los sectores de la especulación mercadista, mas reivindicación de Malvinas, mas políticas sociales, mas redistribución de la riqueza. Quienes proponen un regreso a ese pasado de darwinismo social, si han sido absoluta minoría en los procesos electorales hasta hoy, en los últimos años en que hemos recuperado la memoria histórica como pueblo y desde el peronismo.
Cualquier tema da para el debate confrontativo y final, en especial los temas planteados desde las portadas de los medios de comunicación en especial gráficos y de noticias electrónicos con sus famosos zócalos, que muchas veces contradicen el cuerpo de la información y en otras directamente inventan la noticia con el fin de bloquear la acción de gobierno. Los medios, ellos mismos y representando a los sectores de poder hegemónico, heridos en sus intereses poderosos de otrora, son la punta de lanza sobre la cual cabalgan, indignamente, los partidos de oposición. Todos opinan de las portadas y noticias aparecidas, arman sus planteos desde la línea marcada por los intereses en juego, esos mismos que en una planificación estratégica cada semana toman un tema para horadar la acción de gobierno, un desarrollo que contiene los necesarios sistemas de confrontación de cualquier lucha política como verdadero partido de oposición, aunque después esos mismos sectores planteen “el diálogo, el consenso y los buenos modales”. O sea que el gobierno debería asistir impasible a una catarata de agravios, de los peores que hemos observado en democracia, desde lo personal al accionar político, desde la corrupción hasta la política internacional, desde una posición expectante, sin responder ni parpadear, entregándose al carancheo feroz de quienes quieren recuperar posiciones perdidas, pero desde libretos ajenos.
Sin embargo el camino transitado y el andarivel elegido, no dejan margen de dudas sobre la viabilidad nacional y latinoamericana de la política llevada a cabo desde el movimiento nacional y popular. Pueden haber sin dudas y los hay, errores políticos en la forma de hacerlo, algunos son rectificados otros permanecen en el tiempo, pero la voluntad política del peronismo en el gobierno redobla siempre el compromiso con los sectores mas humildes y desprotegidos de la sociedad, ampliando derechos sociales, apuntalando el mundo del trabajo, aún en la crisis internacional que afectó al mundo entero en el año 2012. Sin embargo las críticas se dirigen a la macroeconomía, el superávit, la balanza comercial, el dólar paralelo e ilegal, el riesgo país, siguiendo los dictados de los organismos internacionales del crédito, antes que las condiciones de vida del pueblo argentino.
Hemos tenido los argentinos, a veces, poca paciencia de superar situaciones conflictivas pensando escenarios de salidas rápidas, que terminaron con la democracia, con secuelas de dolor por generaciones, con políticas neoliberales que hipotecaron al país y con el afianzamiento de estructuras económicas perversas que hemos financiado todos los argentinos, por ejemplo a viejos llamados empresarios de la patria contratista de las dictaduras militares, hoy señores opinadores del “bien y del mal”. Forjaron sus fortunas con la complicidad y la corrupción militar y civil de la dictadura, licuaron sus deudas sobre todos los argentinos nacionalizando las mismas y siguen siendo los dueños de la pelota económica de lo cual podríamos dar ejemplos por decenas, de las 100 principales empresas argentinas . Una cruel realidad sobre la cual se asentaron la exclusión y la diáspora social de millones de argentinos, con desocupación y empresas quebradas en la lógica del eficientismo globalizador. Memoria es lo que hay que fortalecer, para no volver a equivocarnos como pueblo en nuestro destino histórico.
No son gratis los sistemas de alianzas dentro del movimiento nacional y popular, no son inocentes ni casuales. Cuando para posicionarse políticamente se elige un camino junto a los dictadores de ayer, a los corruptos de ayer, a los antiperonistas constantes, a los aliados a las centrales liberales del mundo, verdaderas herramientas de control social, tanto laboral como económica, se está abandonando el campo del pueblo, del compromiso con los intereses nacionales. Así se ve en la cuestión de los Fondos Buitres, los juicios del juez de EEUU, la Fragata retenida, el tema Malvinas y la relación con los piratas ingleses. También se ve en las diatribas sobre el control de capitales frenando sus fugas especulativas, sobre el rol del Banco Central recuperando soberanía monetaria, en la estatización de YPF, de los fondos de AFJP y podríamos seguir en la lista de los dramas cotidianos que llueven sobre los compatriotas, que preocupados por cuestiones mas mundanas, siguen apoyando este camino aunque a veces se transite con muletas, en algunas áreas.
No existen los saltos al vacío en la memoria del pueblo, cuando se puso en marcha como conciencia común, lo hizo desde la recuperación de la Nación como identidad nacional y ejercicio de soberanía. Cuando se expresaron los sectores de poder lo hicieron cono bombas, muertos, encarcelados, coartación de libertades, mordazas expresivas, noches oscuras de persecuciones y miedos, porque es su forma de control social y preservación de sus negocios sobre las espaldas del pueblo.
El griterío de la democracia es hermoso frente al silencio de los cementerios, el barullo, la confrontación de ideas cuando las hay, la ocupación movilizadora de la calle, la expresión espontánea en las tribunas, el ingenio popular todo constituye el escenario necesario y apto para construir un destino como pueblo. Lo estamos haciendo en el marco de la democracia, preservarlo es responsabilidad de todos los argentinos y de los peronistas en particular, quienes hemos sufrido todas las represiones y persecuciones, para quienes defenderla es una obligación.
JORGE RACHID
CABA, 23/2/13
jorgerachid2003@yahoo.com.ar




Comentarios

Entradas populares de este blog

COLOMBIA,LA APUESTA DE LOS BARBAROS

COLOMBIA LA APUESTA DE LOS BARBAROS Por Jorge Luis Ubertalli Desde los “Pájaros” del Valle y Caldás, los “Aplanchadores” de Antioquia, los “Penca Ancha” de las sabanas de Sucre y la “Policía Chulavita” de Boyacá, engendrados en los años 50 del pasado siglo, los paramilitares colombianos, fuerza de choque de la reacción, apadrinados por los EE.UU. y aunados a las fuerzas represivas oficiales y a los grandes terratenientes devenidos en narcotraficantes, a las multinacionales petroleras y otros emprendimientos capitalistas legales o ilegales, se constituyeron en azote del pueblo. Hoy, guardias blancas como las “Aguilas Negras” y otros grupos, discípulos a su vez de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), conformadas a mediados del 90 por bandas paramilitares de los 32 departamentos de Colombia, recrean sus masacres y amenazas frente a la actualidad de paz y lucha política, forma principal de la lucha de clases, que se instala en el país. El proceso de pacificación de Colom…

Militantes del Peronismo Revolucionario uno por uno. por Roberto Baschetti,

militantes del peronismo revolucionario uno por uno SINIGAGLIA, Roberto Juan Carmelo.
Roberto era hijo de un ex cónsul italiano, oficial retirado del ejército de su país y fascista asumido públicamente. Inclusive de jovencito a él, no le disgustaba dicha mirada político-social del mundo y se apasionaba con su lectura preferida, los aforismos de Nietzsche. Pero en la vida todo cambia. En 1955, Roberto hizo el servicio militar obligatorio y un año más tarde dio su apoyo a la sublevación fallida del General Juan José Valle, lo que le valió un tiempo de persecución y cárcel. Y en ese momento de encarcelamiento, conoció a un militante peronista de fuste: César Marcos (ver su registro) que le hizo comprender las cosas, proporcionándole una lectura de la realidad, vista de una manera diferente a la que acostumbraba hasta entonces. Su amigo y compañero de militancia gremial, el Dr. Eduardo Luis Duhalde, da su semblante: “Roberto, por su parte, era un bohemio capaz de ver amanecer en una mesa d…

El HONOR ACRIBILLADO

Atilio López: El honor acribillado
Por Juan Carlos Giuliani. Secretario de Comunicación y Difusión de la CTA

El 16 de septiembre de 1974 el dirigente sindical y ex vicegobernador de Córdoba, Atilio López, era cobardemente asesinado por los sicarios de la Triple A. Lo acribillaron con 132 disparos incrustrados en el cuerpo de un hombre digno y honorable, condenado por su lucha consecuente a favor de la causa nacional y popular. Tanta furia criminal sólo se explica en la necesidad de instalar el terror como política de subordinación a la estrategia de los grupos de poder que aguardaban agazapados el momento oportuno para terminar con el gobierno títere de Isabel y López Rega. El asesinato se produjo el día en el que se recordaba el decimonoveno aniversario de la llamada "Revolución Libertadora", que derrocó a Perón y dio inicio a 18 años de proscripción del peronismo.

El "Negro" Atilio ganó la consideración de los trabajadores cuando, actuando en el peronismo d…