Ir al contenido principal

la razon de mi vida!!..

LA RAZÓN DE MI VIDA: Cap LIV . De Evita.

NO IMPORTA QUE LADREN

No importa que ladren.

Cada vez que ellos ladran nosotros triunfamos.

¡Lo malo sería que nos aplaudiesen! En esto muchas veces se ve todavía que algunos de los nuestros conservan viejos prejuicios.

Suelen decir por ejemplo:

---¡Hasta la "oposición" estuvo de acuerdo!

No se dan cuenta de que aquí, en nuestro país, decir "oposición" significa todavía decir "oligarquía". . . Y eso vale como si dejésemos "enemigos del pueblo".

Si ellos están de acuerdo, ¡cuidado!, con eso no debe estar de acuerdo el pueblo.

Desearía que cada peronista se grabase este concepto en lo más íntimo del alma; porque eso es fundamental para el movimiento.

¡Nada de la oligarquía puede ser bueno!

No digo que puede haber algún "oligarca" que haga alguna cosa buena. . . Es difícil que eso ocurra, pero si ocurriera creo que sería por equivocación. ¡Convendría avisarle que se está haciendo peronista!

Y conste que cuando hablo de oligarquía me refiero a todos los que en 1946 se opusieron a Perón: conservadores, radicales, socialistas y comunistas. Todos votaron por la Argentina del viejo régimen oligárquico, entregador y vendepatria.

De ese pecado no se redimirán jamás.

****

Mucha gente del extranjero no entiende a veces que Perón sea tan absoluto en su decisión irrevocable de trabajar con su propio partido y que ataque siempre y aun a veces duramente a sus adversarios.

Acostumbrados a la política de "colaboraciön" (?) que en otros países es casi una costumbre, no se entiende nuestra división rotunda y terminante.

Muchos ignoran cuántas veces Perón invitó a sus enemigos a colaborar honradamente.

Yo sé que los llamó sinceramente.

Pero yo también sé que los llamó sin ninguna esperanza.

El los conoce antes que yo y aun más que yo.

Son incapaces para la generosidad. No piensan más que en sí mismos.

La Patria para ellos fue siempre un nombre ¡el nombre de una mercadería que se vende al que pague más!

Por eso el General gobierna como si ellos no existiesen. Si se acuerda de ellos y los ataca es solamente para que el pueblo no se olvide que siempre son los mismos que en 1946 se entregaron a un embajador extranjero.

Por suerte para los argentinos pertenecen a una raza de hombres que se acabará en este siglo. . . con la generación que ellos componen.

¡No los querrán recordar ni siquiera sus hijos!

Comentarios

Entradas populares de este blog

Cristina Fallaras: "La verdadera historia de Rodrigo Rato" (el final te ...

El Espejo Retrovisor por Gustavo Campana - Low Cost