Ir al contenido principal

Dos Odas a Palestina Por Héctor Alvarez Castillo




Héctor 
Alvarez

Castillo






Oda a Palestina
a los Mártires de Gaza



Palestina vive
En los cielos y en los pueblos,
Palestina vive,
Renace bella y pura.
Palestina vive,
Nada mancilla
Ni borra su rostro
De la faz
De la tierra.
Su nombre y su espíritu
Están en los ríos, en las flores,
En la fuerza del viento y en los montes,
En las aguas infinitas del mar.

Palestina vive,
Renace del dolor,
Se transforma en esperanza.
Recorre ciudades devastadas
Por el señor de la muerte,
La tierra se estremece,
Pero de ese fuego mezquino
Su luz
Nace en las montañas.

Palestina vive
En los abrazos,
En los amigos,
Vive en la risa,
En los gestos y caricias
De los amantes.
Palestina vive
En los vientres de las madres,
En las aguas de la historia.
Palestina vive.






Segunda Oda a Palestina


in memoriam Primo Levi





Arde el dolor
De tus cuerpos tomados;
Derramada la vida,
Un río fluye
Y es segado,
Recuerda ahora:
Si esto es un hombre,
Si esto es una mujer.

En tibias casas, en lechos calientes,
Con rostros amigos, lejos del peligro,
Medita si esto es un hombre,
Si esto es una mujer,
Sin cabellos y sin nombre
Sin la fuerza ya para recordar
Vacíos sus ojos y frío el vientre.

Sus ejércitos
Maceran tus hogares.
No hay familia salva,
La tierra
Es un campo yermo
Y una afrenta.
En la memoria
Se graba la vergüenza
Del verdugo sediento;
Demonio,
Sus brazos de metal
Devoran las entrañas.

¡Palestina, niña Palestina,
Acobíjate en este regazo,
Niña que te abrazas,
No sueltes nuestras manos,
Queremos andar
Tu mismo camino!

Esto ha sucedido,
Esto sucede.
Graben vuestros corazones
O vuestros hijos les den vuelta la cara.

No hay banderas,
Hay seres humanos,
Hay muerte derramada;
No hay dios,
Hay látigos de sangre.

Palestina vive
En nuestro llanto.
¡Palestina, niña Palestina,
Acobíjate en este regazo,
Niña que te abrazas!
¡Palestina vive!





Nota: Los textos en bastardilla han sido tomados del poema “Si es esto un hombre”, del escritor italiano Primo Levi. (Traducción: María Luján Leiva, del libro “Entrevista a sí mismo”, Leviatán, 2005).



Comentarios

Entradas populares de este blog

Cristina Fallaras: "La verdadera historia de Rodrigo Rato" (el final te ...

Agustín Rossi "para el recuerdo"

Agustín Rossi "para el recuerdo"