Ir al contenido principal

Poema escrito por Jorge Money, con la forma del vientre de su compañera embarazada.

Poema escrito por Jorge Money, con la forma del vientre de
su compañera embarazada.

Atiende:
si mi hijo
si nuestro hijo
fuera naciera sol o
luna homosexual poeta
o guerrillero ah si creciera
guerrillero o usurero al tanto %
o asesino oficinista vendedor de
peines en el subte o suicida flor
o cardo violador de tumbas o impasible
espectador del mundo comprensible padre de
familia actor de cine Rita Hayworth Tyrone Power
sacerdote verdugo militar terrorista puta carcelero
en la exacta mitad de tu ombligo te explico Manés que
si nuestro hijo recoge la bandera que dejamos o por
el contrario un ejemplo la olvida la traiciona la
veja la vende a razonable precio entendeme
si nuestro hijo mañana es muerto por ir más
allá de donde fuimos o por menos o por
error o por justicia o por lo que sea si
los muertos somos nosotros vos o yo o los
dos y él quien nos fusila de todos
modos Manés habremos ganado
porque la libertad es lo único que
debemos legarles a los demás
compañera amiga mía
no tiene mayor
relevancia.-
Copia del original  Ampliar
Tomado del facebook Jorge Alberto Money. Abajo fascimil del original 
------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

SOBRE LA VIDA DE JORGE ALBERTO MONEY
Reproducimos el artículo publicado por el diario Página 12 el 17/05/2009 dondeLaurenao Debat  entrevista al periodista Lalo Panceira, amigo y compañerode Jorge Money y nos acerca a su intensa vida.
Menos tu vientre Por Laureano DebatJorge Alberto Money estuvo, desde muy joven, rodeado de una especie de aureola mítica en el seno de la intelectualidad nacional popular de fines de los ‘60, no sólo porque era un prometedor poeta en ascenso sino también porque había protagonizado al menos dos hechos plasmados con la suficiente carga simbólica como para que la militancia los ubicara en la tronera de la heroicidad.Cuando tenía 20 años integró el Operativo Cóndor, aquel comandado por Dardo Cabo que protagonizó una de las acciones más cinematográficas de la resistencia peronista. Si bien no fue parte del contingente de esos 18 militantes que secuestraron el avión e hicieron la toma simbólica de las islas Malvinas, la noche de ese 28 de noviembre de 1966 bordeó con una furgoneta el frente del edificio de la embajada inglesa en Buenos Aires y dejó en la fachada una buena marca de metralla.Años después, mientras comía en un restaurant con una amiga, entró el almirante Isaac Rojas secundado por un grupo de gente. Al verlo, Money se levantó de su silla, se acercó y le tiró un puñado de monedas en la cara al grito de “asesino, hijo de puta”. Podría haber salido muy herido de este reto caballeresco si los mozos del lugar no lo hubieran salvado de una potencial paliza de los guardaespaldas del ex vicepresidente del país y símbolo de la Revolución Libertadora.“Pero nunca contó nada”, dice el periodista Lalo Panceira, amigo, compañero y testigo del traspaso del Petiso Money del Barrio Norte a la esquina de Corrientes y Montevideo, a las ginebras en el bar La Paz y las charlas sobre mujeres, libros y todo lo que, inevitablemente en aquel entonces, desembocaba en la política. El hermetismo de un tipo “bajito y de bigotes, delgado y fibroso, de juicios tajantes, que escuchaba mucho, de respuestas rápidas y filosas, ávido lector desde niño, de muy sólida formación y muy apasionado en defender sus ideas”, alimentaba su misticismo en un incipiente peronismo revolucionario al que empezó a vincularse mientras estudiaba Derecho en la Universidad de El Salvador (después ingresaría en la UBA en la carrera de Sociología). Es en ese núcleo académico jesuita en donde comienza a politizarse y a vincularse con grupos nacionalistas que venían de la primera etapa de resistencia peronista.Tanto Panceira como Money se vieron pasajeros inevitables de la generalizada diáspora intelectual a través de la cual muchos jóvenes de clase media no sólo les dijeron a sus padres que no les gustaba el mundo que les iban a dejar, sino que tampoco podrían cambiarlo encerrados en los conceptos con que la familia tradicionalmente se venía manejando.“Nos veníamos desprendiendo de ciertos lugares que considerábamos vetustos, yo de la izquierda y él de un nacionalismo tradicional, para converger en la corriente del nacionalismo popular”, recuerda el periodista en referencia a la editorial Sudestada, allí donde se hicieron amigos, en las oficinas de aquella aventura iniciada por Rodolfo Ortega Peña y Eduardo Luis Duhalde antes de su trascendencia pública como abogados defensores de presos políticos.Para contrarrestar el nacionalismo oligárquico de estanciero, motorizado desde el Instituto Juan Manuel de Rosas presidido por Tomás de Anchorena, Sudestada se constituyó como un espacio de difusión de teóricos del nacionalismo argentino como Juan José Hernández Arreghi y Jorge Abelardo Ramos. Además de ensayos históricos, la editorial dedicó una de sus colecciones a la publicación de poesía, con obras de Joaquín Gianuzzi, Osvaldo Lamborghini y, en 1969, de Jorge Money con María Cuatropasos, su segundo libro de poesías (el primero, Nuevas elegías a mí mismo, había sido editado por Montanari en 1967). Posteriormente, en 1973, bajo el CEAL (Centro Editor de América Latina) publicaría dos investigaciones periodísticas: Banqueros, financistas y capitanes de la industria y El Maccarthysmo.Fue hacia fines de los ’60 cuando las Cátedras Nacionales desbordaban las aulas de la UBA y Money solía acompañar a su precursor, el sociólogo desaparecido Roberto Carri, junto con Rodolfo Galimberti en su época de las Juventudes Argentinas para la Emancipación Nacional (JAEN) y Lalo Panceira a la Facultad de Humanidades para hacer un contrapeso en las asambleas masivas copadas por la izquierda.Los primeros meses de la década del ’70 lo encontraron dedicado al periodismo económico (“extraña mezcla de economista y poeta”, diría Alberto Szpunberg en su prólogo para el apartado sobre poemas de Jorge Money del libro Palabra viva, editado por la Sociedad de Escritoras y Escritores de Argentina, SEA). Comenzó en el diario El Día de La Plata y en 1972 se pasó al dream team de La Opinión, hasta que la Triple A lo fue a buscar y lo dejó acribillado a balazos el 19 de mayo de 1975 en los bosques de Ezeiza, con 29 años, torturado, sin uñas y con las manos completamente quemadas. Ese mismo día, los periodistas porteños levantaron las redacciones para que el 20 no salieran los diarios y, a fin de mes, Montoneros lo asumió como integrante de sus filas a través de un comunicado.“No alcancé a comentarle a Money que el primero de los poemas tenía la forma del vientre embarazado de Manés”, escribe Szpunberg en su descripción sobre el periplo que debió transitar en el exilio con los poemas manuscritos que Money le había dado para leer antes de que lo mataran, bien cuidados entre los pliegos de una carpeta. Papeles hoy amarillentos y similares a los que también guarda Panceira en otra carpeta de su escritorio, con versos que su amigo arrancó alguna vez de su cuaderno para conocer su opinión al respecto.“En la mitad exacta de tu ombligo”, escrito en 1972, es el poema cuyos versos forman físicamente la silueta de una mujer embarazada y con que se titula el libro con el que la colección Los Detectives Salvajes buscará sacar del ostracismo a un poeta que debió su condición tanto a su padecimiento de la realidad, que lo llevó a una militancia orgánica, como también a otro tipo de sufrimiento más existencial, “con un amor incondicional por su mujer Manés, una escultora hermosa y muy talentosa, con la que el petiso tenía ciertos metejones bastante trágicos, ya que inexplicablemente no alcanzaba a gozar plenamente de tener una mujer como la que tenía, era algo que sufría y padecía”, según cuenta su amigo Lalo Panceira.Entre los primeros versos decididamente surrealistas y una posterior etapa de manifiestos testimoniales y combativos, en la poesía inédita de Jorge Money que acaba de publicarse se podrán apreciar todas sus evoluciones y cambios, desde las influencias de Lautréamont y Apollinaire hasta la impronta de Fanon, Neruda, Prévert, Pound y Maiakovski. Poemas escritos en bares, en hojas de cuaderno, pequeños papeles y servilletas rodeadas de faroles de ginebra con limón y bohemia nocturna. Un poeta al que todos recuerdan participando activamente de la vida, como lector voraz, militante apasionado y obsesivo trabajador de la palabra justa. http://www.pagina12.com.ar/diario/suplementos/libros/10-3436-2009-05-17.html
 

Comentarios

  1. Cla. Fer.-La Voz del Pais:
    Muy interesante la vida de este Militante de los 60' y 70', alguien que siguio un camino Radical (a nivel de una ruptura, un cambio avanzado), la busqueda del Socialismo que fue la Referencia de esas Generaciones. Muy valioso, interesante hacer una reivindicacion de esos Intelectuales y Luchadores, como lo fue Jean Paul Sartre par exemple o Régis Debray que estuvo con la Guerrilla del "Che" Guevara en Bolivia y que habia estado en Cuba en los primeros años de la Revolucion. En el caso Argentino mi sembra que un paradigma fue Rodolfo Walsh, tambien esta el caso de Haroldo Conti y otros por supuesto como Hector Oesterheld. El final de todos ellos nos tiene que hacer mantener la Memoria del Horror desatado por los Sectores Reaccionarios del Pais, lo que habia empezado con la Triple A justamente. Por lo menos estan en la carcel unos cuantos de esos Represores execrables. Te vuelvo a agradecer Claudio por los Materiales vale la pena verlos, leerlos. Saluti per là.

    Giuseppe Ab.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

COLOMBIA,LA APUESTA DE LOS BARBAROS

COLOMBIA LA APUESTA DE LOS BARBAROS Por Jorge Luis Ubertalli Desde los “Pájaros” del Valle y Caldás, los “Aplanchadores” de Antioquia, los “Penca Ancha” de las sabanas de Sucre y la “Policía Chulavita” de Boyacá, engendrados en los años 50 del pasado siglo, los paramilitares colombianos, fuerza de choque de la reacción, apadrinados por los EE.UU. y aunados a las fuerzas represivas oficiales y a los grandes terratenientes devenidos en narcotraficantes, a las multinacionales petroleras y otros emprendimientos capitalistas legales o ilegales, se constituyeron en azote del pueblo. Hoy, guardias blancas como las “Aguilas Negras” y otros grupos, discípulos a su vez de las Autodefensas Unidas de Colombia (AUC), conformadas a mediados del 90 por bandas paramilitares de los 32 departamentos de Colombia, recrean sus masacres y amenazas frente a la actualidad de paz y lucha política, forma principal de la lucha de clases, que se instala en el país. El proceso de pacificación de Colom…

Militantes del Peronismo Revolucionario uno por uno. por Roberto Baschetti,

militantes del peronismo revolucionario uno por uno SINIGAGLIA, Roberto Juan Carmelo.
Roberto era hijo de un ex cónsul italiano, oficial retirado del ejército de su país y fascista asumido públicamente. Inclusive de jovencito a él, no le disgustaba dicha mirada político-social del mundo y se apasionaba con su lectura preferida, los aforismos de Nietzsche. Pero en la vida todo cambia. En 1955, Roberto hizo el servicio militar obligatorio y un año más tarde dio su apoyo a la sublevación fallida del General Juan José Valle, lo que le valió un tiempo de persecución y cárcel. Y en ese momento de encarcelamiento, conoció a un militante peronista de fuste: César Marcos (ver su registro) que le hizo comprender las cosas, proporcionándole una lectura de la realidad, vista de una manera diferente a la que acostumbraba hasta entonces. Su amigo y compañero de militancia gremial, el Dr. Eduardo Luis Duhalde, da su semblante: “Roberto, por su parte, era un bohemio capaz de ver amanecer en una mesa d…

1955, EL COMIENZO DE LA DESTRUCCIÓN NACIONAL

16 DE SEPTIEMBRE DE 1955, EL COMIENZO DE LA DESTRUCCIÓN NACIONAL
“No dejen que Argentina se convierta en potencia. 

Arrastrará tras ella a toda América Latina”

Winston Churchill 
Yalta 1945.

"La caída del tirano Perón en Argentina es la mejor reparación al orgullo del Imperio y tiene para mí tanta importancia como la victoria de la segunda guerra mundial, y las fuerzas del Imperio Inglés no le darán tregua, cuartel ni descanso en vida, ni tampoco después de muerto.

Winston Churchill
Discurso en la Cámara de los Comunes 1955.
¨...la Argentina había demostrado ante el mundo su asombrosa capacidad con alto grado de desarrollo industrial y avanzada tecnología, exhibida tan solo con la construcción de un avión a reacción - el “Pulqui”- convirtiéndose así en líder del Tercer Mundo.

Esto hacia que Argentina, con diez años más de gobierno PERONISTA se convertiría en el líder industrial de Iberoamerica, por ese motivo era necesario su derrocamiento.


Si Argentina mantuvo aun así,su alto nivel de ind…